THE NIKOLAS LIST CHANNEL

THE NIKOLAS LIST CHANNEL

spreading beauty, chaos, art and ideas into the world

SET 39-16 A Mexican View of a North American Election

My cousin from Mexico is back with a strong statement playlist this week

Text, playlist, and all comments by Esteban:

 

A Mexican View of a North American Election

 

Many has been said about the big influence that the 2016 Elections at the United States will have in our country, Mexico. I want this participation at Nikolas List’s Blog to express musically some of my thoughts about the change of government at the United States of America. Since I´m not an American Citizen or anything like that, I’ll be writing in my Mexican Spanish as a continental neighbor.

The readers most take into consideration that as I’m making this set list, I still don’t know the results of the election yet.

No puedo creer que Donald Trump, un gran bravucón, tenga en estado de alerta al país de los bravucones. El país que le grita “P U T O” a los porteros rivales. El país que se exalta exclamando a todo el mundo “¡Viva México Cabrones!”, se encuentra en punto de jaque mate por un personaje que no es más que un “enorme oso de peluche”.

Esta situación demuestra que el pueblo mexicano es un grupo de “ovejitas gritonas” a expensas de lo que los medios de comunicación nos digan que debemos creer. Se debería suponer que en un país tan “orgullosamente” nacionalista, los habitantes seríamos los personajes principales que pudiéramos cambiar cualquier crisis, pero no lo hacemos.

Al final, como le dicen los de Brujería al “Trompudo”, nosotros ya queríamos guerra y ¡chingazos! (to understand this last sentence it is very important to know the context of the Mexican-American band Brujería

https://en.wikipedia.org/wiki/Brujeria_(band)):

Brujería: Viva Presidente Trump

 

 

 

 

 

 

 

Me gusta mucho el trabajo de norteamericanos que, como Rage Against the Machine, han estudiado el sentido histórico de un país tan diferente al suyo, ese es México.
Durante el año 2000, ocurrió un concierto que nos marcó a los jóvenes de la época. No les ofrecieron tocar en uno de los grandes recintos de la Ciudad de México, donde tradicionalmente se llevan a cabo los mejores conciertos. Tomaron una parte del estacionamiento del Palacio de los Deportes e hicieron su recital en un almacén móvil que ponen para llevar a cabo expos y convenciones industriales. El resultado: 20% de los asistentes entraron sin boleto, hasta que la música logró calmar a la masa, que bailó hasta el cansancio. Lo peor que ocurrió fueron cientos de deshidratados por brincar de más.
No acostumbro hacerlo (porque no es el fin del blog), pero aquí está completa la jornada musical de aquella noche, ¡“The Battle of Mexico City”, el concierto completo por RATM!

Rage Against the Machine: The Battle of Mexico City 2000

 

 

 

 

 

 

Estoy convencido que el miedo que sentimos los mexicanos ante las elecciones de otra nación, que, si bien es fronteriza, también es ajena, ha sido construido por nosotros mismos. Hay una historia profunda que lleva dentro de sí frases tales como “somos el patio trasero de los Estados Unidos” o “si estornudan allá aquí nos da pulmonía”. Si quieres que algo suceda tienes que creer en ello. Bueno pues está sucediendo, hemos amarrado tanto nuestra economía y sociedad a lo que ocurra en Estados Unidos, que se nos ha cumplida la peor profecía.

Esto significa, por otro lado, que también tenemos el poder de revertirlo y para que eso ocurra tendría que iniciar un cambio que nos revolucione de adentro hacia afuera. No tiene caso atacar las amenazas externas si estamos tan mal en lo interno.

Durante los años 80-90 surgió una especie de himno juvenil contra el mal manejo de los recursos del país por parte del gobierno, que hoy está tan vigente como entonces. Aunque la letra tenga términos pasados de moda, en pleno 2016 se puede escuchar a -la banda mexicana- entonando a todo pulmón su estrofa de ¡¡Viva México Cabrones!!

Molotov: Gimmie the power

 

 

 

 

 

 

 

 

La relación entre México y los Estados Unidos está enmarcada por una intensa actividad fronteriza. A la gente que vive en los estados mexicanos de la frontera, de verdad que les impactan los gobiernos estadounidenses y las normas que definen, más allá de lo político y lo económico, que es lo que nos espanta más en el centro del país.

Algo de lo que más me apasiona de este país es precisamente la frontera entre Tijuana y California. He tenido la oportunidad de estar en sus largas filas de aduana, donde se presenta diariamente uno de los intercambios de gente más intensos de todo el mundo y es una situación surrealista.

La canción que pongo ha marcado a la generación de los 90 y refleja el gran miedo que tiene el mexicano de sí mismo, de que “le vean la cara” o lo agredan socialmente.

Tijuana No: Pobre de ti

 

 

 

 

 

 

Es innegable que las fronteras entre países desarrollados y los subdesarrollados se vuelven zonas de tráfico ilegal de todo lo imaginable. Cuando era niño pensaba que la realidad mexicana no era la que salía en las películas donde los mafiosos cruzaban la frontera hacia México, porque no eran regiones con las que me sintiera afín. Ahora creo todo lo contrario, lo que hacemos en las fronteras norte y sur de México baja y sube en cascada al centro y conforma la identidad nacional.

Un gran apasionado de la cultura fronteriza y que justo ha comparado las peores prácticas sociales que ocurren entre fronteras de todo el mundo, es Manu Chao. La siguiente canción me encanta, es para mí el rayito de felicidad que cualquiera necesita y muy en particular en los desgastados puteros limítrofes de dos naciones.

Manu Chao: Me llaman calle

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin perder el sentido de mi canción anterior, en el que la frontera es la zona donde la derrama económica se traduce en acceso fácil a vicios y “giros negros”, con la siguiente canción confirmo que al Manu Chao y a mí nos gusta un poco de lo mismo, ¡¡ El TJ!!
Manu Chao: Welcome to Tijuana

 

 

 

 

 

 

 

Igual que en México hemos sido insultados en la campaña y por ello consideramos a Donald Trump un personaje non-grato, hay opiniones de grandes músicos de rock que se manifiestan en contra de los candidatos y hasta de las elecciones mismas. Es decir, no debemos estar tan mal al sentirnos enojados por la intensidad de los comentarios y acciones en contra de los de nuestra raza, hay gente de diversas nacionalidades que se ha dado cuenta que esos comentarios sobrepasan la tolerancia internacional. Nuestra gente sólo busca un cambio para bien en sus vidas y cruzan de cualquier forma a Estados Unidos para lograrlo.

Trump se robó una canción que describe perfectamente lo que siento por sus elecciones. Michael Stipe lo reclamó fuertemente, líder de REM, una banda de Georgia que admiro por la calidad de su música alternativa desde los 80 y 90; quizá esto sea parte del fin del mundo tal como lo conocemos y yo me siento, ¡genial!, porque la gente no ha dejado de tener el poder para revertir este caos.

R.E.M.: It’s the end of the world as we know it / People have the power